Teléf'ono

+34658572682

Email

sociedadpsicodelica@gmail.com

Horario

Siempre despiertos

Texto original por Greg.

El último medio siglo ha visto a la humanidad dar sus primeros pasos tentativos hacia el espacio exterior. Inicialmente, a través de misiones de astronautas estadounidenses y rusos en la órbita de la Tierra y luego a la Luna, aunque más recientemente las sondas robóticas se han aventurado más allá de nuestro sistema solar por completo.

¿Nos verán los próximos cincuenta años, sin embargo, comenzar a explorar metódicamente el espacio interior?

Ese es el plan del Dr. Andrew Gallimore, un neurobiólogo computacional, farmacólogo, químico y escritor que ha estado interesado en las bases neuronales de la acción de las sustancias psicodélicas durante muchos años y que ha escrito varios artículos y trabajos de investigación sobre el poderoso fármaco psicodélico, N, N-dimetiltriptamina (DMT) y sus efectos sobre el cerebro y la conciencia.

DMT es conocido por su capacidad de transformar la realidad, que empuja a los usuarios casi instantáneamente del mundo mundano de nuestros sentidos cotidianos a otros extraños mundos que se sienten convincentemente reales. Pero sus efectos también son extremadamente breves: el psicodélico a veces se conoce como “El almuerzo del hombre de negocios”, porque todo el viaje se ajusta al plazo de la pausa típica para el almuerzo de un ejecutivo ocupado.

Sin embargo, Gallimore ha propuesto en los últimos años un método para mantener a las personas en el ‘espacio DMT’ por períodos más largos de tiempo, para que los psiconautas puedan pasar más tiempo estudiando lo que está sucediendo allí, utilizando una tecnología similar a la que se usa cuando se administra anestesia durante la cirugía.

En una reciente charla dada en Breaking Convention 2019 (video a continuación), explicó tanto la tecnología como su razón para proponer la idea.

Las propiedades de DMT, este tipo de peculiaridades farmacológicas que tiene DMT, me recordaron a las características farmacológicas que se requieren para los medicamentos utilizados en anestesiología. Si quiere dormir a alguien por varias horas, lo que no debe hacer es inyectarle un medicamento de acción prolongada, porque el medicamento tiende a aumentar y luego comienza a caer y es muy difícil de controlar.

Entonces, lo que realmente se hace es inyectar un medicamento de acción corta que se metaboliza bastante rápido, y usar un dispositivo de infusión programado … para administrar una velocidad controlada de una infusión continua del medicamento en el torrente sanguíneo y en el cerebro. Parece una idea muy simple pero, por supuesto, a menudo detrás de las ideas simples hay una ciencia bastante compleja y ese es el caso aquí.

Gallimore utilizó datos de los estudios de DMT de Rick Strassman en la década de 1990, que registraron los niveles sanguíneos del psicodélico con el tiempo después de la inyección, para calcular que un sistema de infusión continua podría funcionar al administrar una dosis inicial de 25 mg de DMT (infundido durante 30 segundos) para llevar el individuo al “breakthrough”, seguido de una infusión continua que comienza a los 2 minutos, a una velocidad de 4,2 mg / min, para compensar la pérdida del fármaco a través del metabolismo y la excreción.

“Con este protocolo en un ser humano vivo, esperaría poder mantenerlos dentro del espacio DMT durante el tiempo que quisiera”, proclama Gallimore.

(Para aquellos preguntandose si, “¿este tipo no ha oído hablar de la ayahuasca?” Sí, Gallimore es muy consciente de la bebida chamánica sudamericana. En la charla, señala que si bien la ayahuasca es un tipo de “experiencia de DMT extendida”, el nivel de DMT durante ese tiempo no está regulado ni se mantiene constante; nunca hay una concentración estable de DMT en el cerebro. Además, la concentración sanguínea máxima promedio de DMT después de consumir ayahuasca es de alrededor de 15-18 ng / ml, mientras que la DMT intravenosa que usa este método es superior a 100 ng / ml. Entonces, la ayahuasca no es un sustituto adecuado de lo que está haciendo).

Exploración del espacio DMT

Entonces, ¿cuál es la motivación de Gallimore para crear la tecnología que permita un “estado DMT persistente”? Él siente que la experiencia es tan extraordinaria y sugerente de algún “otro” espacio o realidad, que cree que deberíamos estudiarla en detalle, pero un viaje normal de DMT es demasiado rápido e intenso para eso.

El cerebro siempre está construyendo su modelo de realidad, y esencialmente aprendió a construir su modelo del mundo con el tiempo.

Ahora, cuando te empujan al espacio DMT, es por eso que en los primeros cinco minutos … estás muy desorientado. Lo que esperaría que suceda con el tiempo, tal vez durante varias horas, es que comenzará a estabilizarse a medida que el cerebro aprenda a construir un modelo de ese entorno. Y esto haría que el estado DMT sea susceptible de exploración y pruebas adecuadas.

Me imagino equipos de varias disciplinas: matemáticos, antropólogos, psicólogos, cartógrafos, lingüistas, artistas, neurocientíficos, médicos, teólogos, una variedad de personas para formar este equipo de exploración, cuyo objetivo es mapear y explorar este nuevo dominio.

Y en el futuro lejano, Gallimore cree que la tecnología nos permitirá pasar períodos de tiempo realmente prolongados en el ámbito del DMT, al estar contenidos dentro de una cápsula que proporciona nutrición y eliminación de desechos para el cuerpo humano mientras la mente explora este otro mundo extraño.

“Realmente imagino un momento en el que te acostarás en algún tipo de cápsula, y entrarás en el tiempo de tu viaje, y partirás hacia el universo de al lado”, dice Gallimore.

Y, bromea con la audiencia, tal vez se revelará la verdad última: “¡Podrías poner a alguien en esta máquina durante días, semanas, meses o años … o PODRÍAS ESTAR EN UNA AHORA!”

Esencialmente, Gallimore sugiere que esta tecnología sería el equivalente al desarrollo de cohetes para llevar a los astronautas a explorar el espacio exterior, pero en este caso, llevaría a los psiconautas al espacio interior (o donde sea que resida el reino DMT). Cita al científico de cohetes soviético Konstantin Tsiolkovsky: “La Tierra es la cuna de la humanidad, pero la humanidad no puede quedarse en la cuna para siempre”.

Y los primeros pasos ya se están dando, dice Gallimore, dentro de un entorno académico oficial, en el Centro de Investigación Psicodélica del Imperial College. Gallimore también señala que la tecnología es una parte integral del proyecto DMTx de Medicinal Mindfulness, que “lo están abordando desde un ángulo diferente” (y ya están reclutando personas).

Puede obtener más información sobre los pensamientos de Andrew Gallimore sobre los psicodélicos en su reciente libro Alien Information Theory: Psychedelic Drug Technologies and the Cosmic Game (disponible en Amazon EE. UU. y  Amazon Reino Unido). Consulte este ensayo en el sitio web de Graham Hancock para obtener más información.

Artículo original publicado en Daily Grail. Traducido al Español por Irene de Caso.
Imagen “Bleep Bloob” cortesía de Tetramode.

Recommended Articles

Bitnami